¿QUÉ ES LA LOGOPEDIA?

¿QUÉ ES LA LOGOPEDIA?

 

 

 

La Logopedia es una profesión sanitaria

La Logopedia es una profesión sanitaria cuyo campo de actuación es la prevención, detección, evaluación, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la comunicación, del lenguaje oral y escrito, del habla, de la voz y de la audición tanto en adultos como en niños.

Real Decreto 1277/2003, de 10 de octubre y en la Ley 44/2003, de 21 de noviembre

De forma oficial, la logopedia se reconoce como profesión sanitaria en el Real Decreto 1277/2003, de 10 de octubre y en la Ley 44/2003, de 21 de noviembre. De esta forma aparece por primera vez especificada la prestación logopédica en la cartera de servicios sanitarios del Ministerio de Sanidad. Por otra parte, las distintas legislaciones autonómicas están reconociendo la figura profesional del logopeda y estableciendo como vía de acceso normal a la profesión la Diplomatura de Logopedia. 

Campo de actuación del logopeda

El campo de actuación del logopeda abarca desde la atención temprana en la población infantil, hasta la intervención en la edad adolescente, adulta y en la tercera edad, y se desarrolla en varios entornos: centros de atención temprana, centros educativos, centros de especialidades médicas, hospitales, centros de atención a la tercera edad, gabinetes privados, grupos de investigación lingüística, fundaciones y asociaciones de atención a personas con discapacidad, etc.

¿QUÉ HACE UN LOGOPEDA?

¿QUÉ HACE UN LOGOPEDA?

 

 

 

La Logopedia es una profesión sanitaria, tal como reconoce la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias L.O.P.S. (Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias). Según dicha ley:

«El logopeda es el profesional sanitario que se encarga de la prevención, evaluación, diagnóstico, tratamiento y asesoramiento de las alteraciones de la comunicación, el lenguaje oral y escrito, el habla, la voz, la audición y de las funciones orales asociadas (respiración, masticación y deglución).«

Competencias específicas

  • Diseñar, implementar y evaluar acciones de prevención de los trastornos de la comunicación y el lenguaje.
  • Explorar, evaluar y diagnosticar, en su caso, los trastornos de la comunicación y el lenguaje y establecer un pronóstico de evolución.
  • Participar en el proceso de evaluación y diagnóstico pluridisciplinar de trastornos que afectan a la comunicación y el lenguaje.
  • Usar las técnicas e instrumentos de exploración propios de la profesión y registrar, sintetizar e interpretar los datos aportados integrándolos en el conjunto de la información.
  • Comunicar de manera oral y escrita sus observaciones y conclusiones al paciente, a sus familiares y al resto de profesionales que intervienen en su atención.
  • Dominar la terminología que les permita interactuar eficazmente con otros profesionales.
  • Conocer los límites de sus competencias y saber identificar cuándo en necesario un tratamiento interdisciplinar.
  • Aplicar los tratamientos logopédicos con los métodos, técnicas y recursos más eficaces y adecuados.
  • Establecer los objetivos y etapas de los tratamientos que aplica.
  • Adaptar su actuación a las diferentes etapas evolutivas del ser humano.
  • Explicar y argumentar el tratamiento seleccionado.
  • Evaluar la propia intervención profesional para optimizarla.
  • Seleccionar e implementar sistemas alternativos y aumentativos de comunicación adaptados a las condiciones físicas, psicológicas y sociales de sus pacientes.
  • Facilitar el aprendizaje de sistemas alternativos y aumentativos de comunicación así como el diseño y uso de prótesis y ayudas técnicas necesarias.
  • Mejorar las habilidades comunicativas en la población general.
  • Asesorar a familias y al entorno social de los usuarios, favoreciendo su participación y colaboración en el tratamiento logopédico.
  • Trabajar en los entornos escolar, asistencial y sanitario formando parte del equipo profesional.
  • Asesorar en la elaboración, ejecución de políticas de atención y educación sobre temas relacionados con la Logopedia.
  • Comprender y valorar las producciones científicas que sustentan el desarrollo profesional del logopeda.
  • Elaborar informes de exploración y diagnóstico, seguimiento, finalización y derivación.

Real Decreto 1277/2003, de 10 de octubre y en la Ley 44/2003, de 21 de noviembre

De forma oficial, la logopedia se reconoce como profesión sanitaria en el Real Decreto 1277/2003, de 10 de octubre y en la Ley 44/2003, de 21 de noviembre. De esta forma aparece por primera vez especificada la prestación logopédica en la cartera de servicios sanitarios del Ministerio de Sanidad. Por otra parte, las distintas legislaciones autonómicas están reconociendo la figura profesional del logopeda y estableciendo como vía de acceso normal a la profesión la Diplomatura de Logopedia.

Campo de actuación del logopeda

El campo de actuación del logopeda abarca desde la atención temprana en la población infantil, hasta la intervención en la edad adolescente, adulta y en la tercera edad, y se desarrolla en varios entornos: centros de atención temprana, centros educativos, centros de especialidades médicas, hospitales, centros de atención a la tercera edad, gabinetes privados, grupos de investigación lingüística, fundaciones y asociaciones de atención a personas con discapacidad, etc.

¿CUÁNDO ACUDIR AL LOGOPEDA?

¿CUÁNDO ACUDIR AL LOGOPEDA?

 

 

 

La consulta al logopeda debería hacerse siempre que los familiares, los profesores, el médico de familia u otros médicos especialistas (otorrinolaringólogo, neurólogo,…) lo consideren conveniente, ya que son los observadores más cercanos al posible paciente.

Cuando se trata de los niños, en ocasiones los padres empiezan a sospechar que algo no va bien en su hijo, quizá por comparación con la evolución de algún hermanito o de hijos de amigos, quizá porque se lo dicen en la escuela infantil o en el colegio. En estos casos, a veces deciden esperar a ver si con el paso del tiempo se soluciona el problema. Muchas personas piensan “bueno…ya hablará”, “la gente no comprende lo que mi hijo dice, pero nosotros sí”, “es un vago en el colegio, no le gusta leer”, “está toda la tarde estudiando y luego no se lo sabe”, “no habla porque no le da la gana”, “no habla casi nada, pero lo entiende todo”, etc.

 

En el caso de adultos, hay enfermedades que conllevan un deterioro en el lenguaje (expresivo y/o comprensivo), memoria, atención, audición. También, tras sufrir un accidente cerebrovascular (trombosis, embolia) puede quedar afectado el lenguaje oral, escrito, la lectura o el cálculo.

El logopeda realizará pruebas para comprobar si es necesario comenzar un tratamiento. Se recomienda consultar con un especialista, ya que, en el caso que se necesitara una intervención logopédica, cuanto antes se empiece mejor pronóstico tendrá.

En muchas ocasiones, un pequeño retraso en algún aspecto del lenguaje puede llevar al niño a dificultades de aprendizaje en el colegio, problemas para relacionarse con otros niños, baja autoestima, mal comportamiento, inhibición, etc.

Si observa alguno de los siguientes indicadores, puede consultar con un logopeda para que evalúe la necesidad de intervención:

  • No se le comprende cuando habla o sólo le comprenden los padres.
  • Se “come” sonidos de las palabras, agrega otros o los cambia con mucha frecuencia.
  • No comprende algunas frases sencillas que le decimos.
  • No habla o habla muy poco.
  • Muestra dificultades cuando pronuncia algún sonido.
  • Vemos que el niño/a comienza a repetir la primera sílaba de las palabras, a tener ciertos bloqueos en el habla, se le altera la respiración cuando habla…
  • Tiene más dificultades que los niños de su edad en el acceso a la lectura.
  • Presenta dificultades en la comprensión de textos y enunciados de problemas.
  • Respira con la boca abierta.
  • Se encuentra afónico con frecuencia.
  • Presenta cambios de voz de forma muy frecuente.
  • Tiene dificultades para tragar sólido o líquido.
  • Está diagnosticado de nódulos, pólipos,…en las cuerdas vocales.
  • Se encuentra afónico con frecuencia.
  • Muestra dificultades para deglutir (tragar).
  • Se le ha diagnosticado alguna enfermedad neurodegenerativa como Parkinson, Huntington, Alzheimer, Esclerosis Lateral Amiotrófica…
  • Ha padecido un accidente cerebrovascular (Afasias).
  • Tiene pérdidas de lenguaje, vocabulario, memoria, atención, cálculo.
TRATAMIENTO PARA NIÑOS Y ADOLESCENTES. PATOLOGÍAS.

TRATAMIENTO PARA NIÑOS Y ADOLESCENTES. PATOLOGÍAS.

 

 

 

Trastornos de la comunicación, lenguaje, habla y audición:

Estimulación cognitivo-lingüística en atención temprana

Prematuros
Trastorno del Espectro Autista
Síndrome de Down
Pérdida auditiva
Retraso del Lenguaje
Otros síndromes (Angelman, Cromosoma X frágil, Duchenne, etc)

Trastornos del lenguaje expresivo

Trastornos del lenguaje expresivo
Déficit de Programación Fonológica
Dispraxia Verbal

Trastornos mixtos del lenguaje receptivo-expresivo

Trastorno del Lenguaje (TEL-TL)
Déficit Fonológico-Sintáctico
Déficit Léxico-Sintáctico
Déficit Semántico-Pragmático
Agnosia Auditivo-Verbal

Trastornos de la fluidez

Tartamudez
Bradilalia
Taquilalia

Trastornos del habla

Dislalias de origen funcional
Disglosias de origen orgánico (labio leporino, rinolalia, etc) 

Trastorno del desarrollo

Dificultades para el desarrollo de la comunicación oral.
Sistemas Alternativos y Aumentativos de Comunicación Verbal (Sistema Bimodal, PECS,…)

Trastornos del lenguaje y habla adquiridos de origen neurológico

Afasia de Broca, de Wernicke, Transcortical Motora, Global, de Conducción y Anómica.
Parálisis cerebral (Disartria espástica, atáxica, extrapiramidal y mixta).

 

Pérdidas auditivas-hipoacusias neurosensoriales

Estimulación auditiva, verbal y oral para favorecer el desarrollo del lenguaje oral en niños y niñas con pérdida auditiva usuarios de audífonos o implantes cocleares.

Dificultades del aprendizaje

Evaluación con pruebas estandarizadas e informe logopédico.

Trastornos de la lectura

Retraso lector.
Dislexia Fonológica.
Dislexia Superficial.
Dislexia Mixta.

Dificultades en la comprensión lectora

Funciones ejecutivas, planificación de ideas, organización del texto, extracción y síntesis de ideas.

Trastornos de la expresión escrita

Disgrafía grafomotora y disortografía

 

Trastornos del cálculo – discalculia

Estimulación cognitiva

Trastorno por déficit de atención, hiperactividad e impulsividad (TDAH).

 

Capacidades ejecutivas.

Atención, memoria, concentración, secuenciación, resolución de problemas.

Terapia miofuncional orofacial

Trata las alteraciones del sistema orofacial, en ATM, lengua, paladar, cara y cuello.

Exploración miofuncional e informe logopédico

Evaluación de la respiración, exploración anatómica y funcional de los órganos fono-articulatorios y resonadores, evaluación de la deglución, evaluación del habla y de la voz, evaluación de la postura y coordinación con los especialistas en odontopediatría, odontología y ortodoncia.

Deglución atípica – trastornos de la deglución

 

Síndrome del respirador oral

 

Tratamientos pre- y post-ortodoncia y ortopedia dental.

Parálisis facial.

 

Trastornos de las funciones del sistema estomatognático o disfunciones orofaciales

Trastornos de la masticación.

Tratamientos posquirúrgicos orofaciales

(cirugía estética, ortognática, glosectomía, labio leporino, fisura velo-palatina,..)

Trastornos de la voz

Prevención de patologías vocales

Entrenamiento personalizado en Técnica Vocal para el uso profesional de la voz.

Disfonías funcionales

Hipofuncionales e hiperfuncionales.

Disfonías orgánico-funcionales

Nódulos, pólipos, Edema de Reinke, etc.

Disfonias congénitas

Quiste epidermoide, Sulcus vocalis.

Disfonías por causa neurológica

Parálisis Unilaterales y Bilaterales.

Disfonías espasmódicas

Alteraciones de la resonancia

METODOLOGÍA DE TRABAJO

METODOLOGÍA DE TRABAJO

 

 

 

Entrevista Inicial

En el caso de los niños y adolescentes, la primera entrevista se llevará a cabo con los padres, sin la presencia del menor.

Si el paciente es un adulto, la entrevista se realizará directamente con él junto con un familiar.

El objetivo es recoger toda la información posible relativa al motivo de consulta: antecedentes genéticos, enfermedades padecidas, retrasos madurativos, dificultades escolares, relaciones familiares y sociales, evolución del problema a consultar, etc.

También serán muy importantes los informes que se puedan aportar de otros profesionales de la logopedia, medicina, fisioterapia, tutores escolares, etc. 

Evaluación

Con el objetivo de determinar qué aspectos hay que tratar y los objetivos que se deben conseguir en cada paciente, se comienza realizando una evaluación inicial, para lo que se emplean, principalmente, pruebas estandarizadas.

Un test estandarizado es una prueba que ha sido normalizada; es decir que ésta ha sido probada en una población con distribución normal para la característica a estudiar. En el proceso de estandarización se determinan las normas para su aplicación e interpretación de resultados, es así que para la aplicación de una prueba debe hacerse bajo ciertas condiciones, las cuales deben cumplir, tanto quienes la aplican, como a quienes se les aplica. Esta estandarización persigue que los resultados sean útiles para la toma de decisiones, y debe cumplir ciertos requisitos: validez (una prueba es válida cuando mide lo que se quiere medir, una prueba de conocimientos, por ejemplo, debe discernir, con un pequeño margen de error, entre los que saben y los que no), fiabilidad (al aplicarse varias veces, la prueba reproduce resultados similares cuando se aplica en los mismos individuos bajo las mismas condiciones, independientemente del observador que lo administre) y exactitud (el resultado es el más cercano al valor real).

Se podrán evaluar las Aptitudes Psicolingüísticas, los Cocientes de Desarrollo (Verbal y No-Verbal), el Nivel de Desarrollo léxico-semántico, morfológico-sintáctico, fonético-fonológico y pragmático, Procesos de la Lectura y Escritura, Exploración Funcional de los Mecanismos implicados en la Fonación y Articulación de los sonidos del Habla, Cualidades Acústicas de la Voz, Percepción Auditiva…

También se podrán aplicar escalas de desarrollo, registros observacionales y análisis de muestras de lenguaje espontáneo, que variarán en función de la edad y de los aspectos a evaluar.

La evaluación se realizará a lo largo de varias sesiones, en días diferentes, para no agotar al paciente y que por ello obtenga peores resultados en las pruebas. El número de sesiones de evaluación dependerá de la patología a consultar y del nivel de colaboración del paciente.

 

Entrevista de devolución de resultados

 Terminada la evaluación y corregidas las pruebas, el logopeda realizará una interpretación de los resultados y explicará al paciente o a los padres, en el caso de menores, los datos obtenidos y su repercusión: qué aspectos se sitúan por debajo de la media normativa, y por tanto hay que trabajar, y qué áreas se encuentran preservadas, es decir, dentro de la media normativa. En el caso de que sea aconsejable iniciar un tratamiento logopédico, se orientará sobre la línea de trabajo a seguir y se acordarán horarios y duración de las sesiones.

Dicha evaluación se reflejará por escrito y se entregará al paciente, o a la familia en el caso de menores de edad, un informe en el que quedan plasmados los instrumentos de valoración empleados, los resultados obtenidos, las conclusiones y el diagnóstico y recomendaciones.

Inicio del tratamiento

Teniendo en cuenta los datos obtenidos en la valoración inicial, se realiza una programación de objetivos a conseguir con cada paciente. Esta programación es totalmente individualizada. Después comienza el tratamiento, con sesiones individuales y totalmente personalizadas, trabajando las necesidades específicas del paciente.

La frecuencia de dichas sesiones está en función de las necesidades específicas de cada paciente, pueden ser una, dos o tres días por semana, con una duración de 30 o de 45 minutos cada sesión, dependiendo de la edad y la patología del paciente.

Es importante la colaboración de la familia y del entorno del paciente para lograr una adquisición y afianzamiento de objetivos más rápida.

¿Cómo se realiza la intervención?

 

En el caso de los niños,

la metodología siempre tendrá un carácter lúdico con la intención de atraer su interés y lograr su participación, pero siempre con un objetivo común: estimular al niño y favorecer su desarrollo. En algunas sesiones participarán los padres para que puedan incorporar a la vida cotidiana nuevas estrategias de estimulación. Igualmente, el logopeda propondrá sesiones solo para los padres, con el fin de proporcionarles pautas que favorezcan el desarrollo de las habilidades del niño.

En el caso de adultos,

la metodología se adaptará al nivel de comunicación y de movilidad del paciente. Será igualmente importante que su entorno más próximo obtenga información con el fin de estimular adecuadamente. También será necesario explicar a la familia cuáles son las limitaciones del paciente y las repercusiones de su enfermedad en su vida diaria.

Coordinación con otros profesionales

En el caso de que el paciente esté escolarizado o mantenga revisiones médicas, se ofrecerá la posibilidad de contactar con los centros educativos, con los médicos de distintas especialidades (otorrinolaringólogo, neurólogo, endocrino, médico rehabilitador, etc); con el fisioterapeuta, con el psicólogo, etc. con el objetivo de trazar entre todos una misma línea de intervención.

Evaluaciones de seguimiento

Para saber cómo está funcionando el tratamiento hay que realizar evaluaciones periódicas, con un intervalo de tiempo. Con los resultados que se obtengan se van haciendo ajustes en los objetivos y en la planificación de la programación. Cuando todos los resultados de las pruebas se sitúan en la media normativa se procede a dar el alta al paciente.

TRATAMIENTO PARA ADULTOS. PATOLOGÍAS.

TRATAMIENTO PARA ADULTOS. PATOLOGÍAS.

 

 

 

Estimulación cognitivo-lingüística

Atención, memoria, concentración, secuenciación, la resolución de problemas y las capacidades ejecutivas.
También se incluyen los trastornos asociados a procesos degenerativos: deterioro de la comunicación por envejecimiento, trastornos neurodegenerativos infecciosos y demencias, etc.

Demencias

Parkinson

 

Alzheimer

E.L.A.

Trastornos de la comunicación, lenguaje, habla y audición.

Trastornos del lenguaje expresivo

Dispraxia Verbal

Trastornos mixtos del lenguaje receptivo-expresivo

Agnosia Auditivo-Verbal

Trastornos de la fluidez

Tartamudez
Bradilalia
Taquilalia

 

Trastornos del habla

Dislalias de origen funcional
Disglosias de origen orgánico

Trastornos generalizados del desarrollo

Dificultades para el desarrollo de la comunicación oral.
Implementación de Sistemas Alternativos y Aumentativos de Comunicación Verbal (Sistema Bimodal, PECS,…)

Trastornos del lenguaje y habla adquiridos de origen neurológico

Afasia de Broca, de Wernicke, Transcortical Motora, Global, de Conducción y Anómica.
Parálisis cerebral (Disartria espástica, atáxica, extrapiramidal y mixta).

Pérdidas auditivas-hipoacusias neurosensoriales

Estimulación Auditiva, Verbal y Oral para favorecer el desarrollo del lenguaje oral en adultos con pérdida auditiva usuarios de audífonos o implantes cocleares.

Terapia miofuncional orofacial

Trata las alteraciones del sistema orofacial, en ATM, lengua, paladar, cara y cuello.

Exploración miofuncional e informe logopédico

Evaluación de la respiración, exploración anatómica y funcional de los órganos fono-articulatorios y resonadores, evaluación de la deglución, evaluación del habla y de la voz, evaluación de la postura y coordinación con los especialistas en odontología y ortodoncia.

Deglución atípica – trastornos de la deglución

Síndrome del respirador oral

Trastornos de las funciones del sistema estomatognático o disfunciones orofaciales

 

Tratamientos pre- y post-ortodoncia y ortopedia dental.

Trastornos de la masticación.

Parálisis facial.

Tratamientos posquirúrgicos orofaciales

(cirugía estética, ortognática, glosectomía, labio leporino, fisura velo-palatina,..)

Trastornos de la voz

Prevención de patologías vocales

Entrenamiento personalizado en Técnica Vocal para el uso profesional de la voz. 

 

Disfonías funcionales

Hipofuncionales e hiperfuncionales

Disfonías orgánico-funcionales

Nódulos, pólipos, Edema de Reinke, etc.

 

Disfonias congénitas

Quiste epidermoide, Sulcus vocalis.

Disfonías por causa neurológica

Parálisis Unilaterales y Bilaterales

Disfonías espasmódicas

Alteraciones de la resonancia